Mis Amigos:

domingo, 13 de noviembre de 2016

Fui a la presentación de un libro y ¡Entrevista con el autor!


¡Hola!

¿Pueden creer que hoy tendremos la primera entrevista del blog? Hace unas semanas asistí a la presentación del libro "50 Películas para ser feliz" justo a mi hermana y su novio que tuvieron que bancarse el tremendo viaje solo para hacerme el favor.
El evento consistía en la proyección de cuatro películas, una cada viernes para ser mas especifica, y de todas mi elección fue ir a ver "Mi vecino Totoro" que la amo con locura.
El Problema fue que mi papá se adelanto a la hora de buscarnos y no pudimos quedarnos a escuchar al escritor, por eso me puse en contacto con el y muy amablemente estuvo de acuerdo a contestar unas pequeñas preguntas que estarán leyendo a continuación, desde ya quiero darles las gracias a Leonardo M. D'Espósito por brindarme un poco de su tiempo.


P: Te conocí por la presentación que se esta llevando a cabo y quisiera que nos hables un poco de tu libro.
 Este libro era un poco un capricho mío: quería escribir de ciertas películas que me hacen bien, que siempre me producen felicidad. Y al mismo tiempo, preguntarme por qué lo hacen y tratar de responder si pueden generar el mismo efecto en otros. Por otro lado, siempre me pareció interesante la felicidad como tema, así que decidí unir ambas cosas y construir -sin demasiada pretensión, solo como juego- una especie de "teoría" de la felicidad. Por lo demás, quería compartir con otros algunos films, y era la mejor manera de hacerlo. Y al mismo tiempo, de contrabando, contribuir a que se conozca mejor el cine.

P:¿por qué elegiste "Mi vecino Totoro"? No solo como una de las 50 películas sino para dar a conocer el libro.
Totoro es, en principio, una obra maestra. En segundo lugar, es un fenómeno extraño: una película que todos conocen o a la que transforman, al conocerla, en una especie de bandera o tesoro querido, pero que nunca tuvo estreno comercial en la Argentina ni en muchos otros países. En tercero, que vi cómo chicos que no sabían leer, que apenas se quedaban quietos en un cine, entendían la película y se dejaban llevar, incluso cuando veían una copia en japonés. Algo raro había ahí y, aunque soy reacio a usar el término, no podía ser más que magia. Y esa magia es feliz. Por lo demás, sintetizaba muy bien todo lo que el libro es: Totoro, el personaje, aparece siempre que las dos protagonistas sufren para disolver la angustia y transformar, gracias a la imaginación, la tristeza en felicidad. Eso mismo es lo que hace el buen cine, o el buen arte en general.

P: ¿Cuáles son tus películas especiales? Esas que no solo es tu favorita sino que representa algo más en vos. 
 Son las del libro, pero hay algunas más: La fiesta inolvidable, porque fue la primera que me hizo quedar quieto en el cine (y la primera que no era de dibujos animados, y no me olvidé nunca de la experiencia); cualquier cosa de Buster Keaton; El Exorcista, porque la vi colado a los ocho o nueve años en un cine de barrio, no me asusté y salí feliz por la paliza que le daban al Diablo; Los Pájaros, porque cada vez que la veo siento que todo el cine se puede hacer con esa película; El hombre que mató a Liberty Valance, porque es triste y es a favor y en contra de la democracia al mismo tiempo (demostrando que nada es perfecto con enorme sabiduría); La Bella y la Bestia, la versión de Disney, porque rompía cualquier molde y las melodías quedaban pegadas; El dependiente, porque nunca antes había visto un pueblo argentino mirado como quien ve una civilización extraterrestre; El hombre que amaba a las mujeres, porque es vital y tierna y el sexo no tiene nada de sórdido; Guardianes de la Galaxia, porque me permitió recuperar mi infancia tal como hubiera querido que fuera. Hay miles de millones más, y seguro que si sigo escribiendo, no paro.

P: ¿Cuál esta siendo la experiencia en la presentación de tu libro?
 La experiencia es fantástica. En los libros anteriores había respeto y discusión con colegas, diversión desde lo puramente "docente" del asunto del crítico (que no es el tipo que te dice que veas o no tal cosa: yo quiero que se vea todo, incluso lo que me parece horrible). Pero con este hay una especie de juego constante, de compartir cosas, de reír con la gente, especialmente con el que no es un cinéfilo duro ni nada por el estilo. Ahí es donde el propio libro se vuelve una pieza de pura felicidad para mí. Hasta ahora las cosas vienen muy bien, el público al que me dirigí -justamente el no especializado- está respondiendo con alegría al librito. Así que eso me hace tan feliz como las películas que incluí en el sumario.

Muchas gracias por aceptar esta pequeña entrevista Leonardo (ya se que sueno repetida) fue todo un placer no solo asistir al evento sino el colaborar de esta manera.
Para finalizar, les aviso que este libro se puede conseguir en formato físico en Argentina, es de editorial Paidós y que para mas información sigan al autor por twitter.

Besos.