Mis Amigos:

domingo, 3 de julio de 2016

Reseña Anime: Barakamon


Mi opinión: No se muy bien como comenzar esta reseña porque en los primeros capítulos no sabia si me gustaba o no, no le encontraba el sentido del porque no podía dejar de mirarlo.
Y es así como poco a poco terminamos enganchados a un anime del que a primera vista pareciera no ocurrir absolutamente nada, cuando en realidad si pasan cosas ante nuestros ojos, se crean lazos, se viven experiencias, y sin darse cuenta nuestro protagonista aprende valores que lo llevan a madurar.
¿y no es así la vida en el campo? Creemos que no ocurre nada porque no se vive a mil por hora o porque no tienen las preocupaciones típicas de una vida en ciudad abarrotada de tecnología. que distinto es ver como pueden ocupar todo un día a recolectar insectos y eso no es un día desperdiciado.



De esta manera veremos como Seichu se relaciona con la gente del campo, mas específicamente con los jóvenes, aun si esto estaba muy por afuera de sus planes, y son estas nuevas relaciones que lo ayudan a comprender muchos asuntos que lo llevaron a estar en ese pueblo en primer lugar.
Estos personajes son carismáticos, llegan a ser divertidos, como mirar a un grupo de amigos. Pero hay una niña que es especial, muchas veces decimos que un personaje es realista, pero es que esta chica lo lleva a otro nivel, es totalmente una niña que creció en el campo, jugando en libertad, coleccionando insectos, siendo inocente y algo muy raro de ver en los animes de hoy ¡NO TIENE FANSERVICE! 



La trama de la caligrafía es lo que tiene sus altis bajos, mas al comienzo cuando al no conocer este arte cuesta comprender si lo hace bien o no. Pero en los momentos cruciales toma mas potencia, dándonos unos momentos mas orientados a la profesión de Seishu.

Es aquí cuando recordamos que en un principio no entendíamos que nos atraía de este anime, porque sin notarlo comenzamos a disfrutar mucho de lo que estamos viendo, en especial en los últimos capítulos cuando aparece esa nostalgia y te das cuenta cuanto te encariñaste a la historia, los personajes y esa sensación de paz que trasmite Barakamon.